28 de marzo de 2017

Aunque Miguel me llame

Bajo este título, la Universidad de Zaragoza ha convocado esta tarde a las 6 un acto en recuerdo de Miguel Hernández. Muchos ciudadanos van a leer sus versos. Yo también.

No puedo escribir nada sensato en este 75 aniversario de su muerte. Son demasiadas ideas volando dentro de mi cabeza sin aposentarse: ¿De dónde sacaría Elvio Romero aquella despedida inventada del "sol y de los trigos" que aún se cita? ¿El único amor? ¿La pobreza? ¿Y todos los demás tópicos ya desmontados? ¿Es que nadie lee a los biógrafos serios, a Sánchez Vidal, a Jesucristo Riquelme, a Eutimio Martín...?


Cuando celebramos el centenario de su nacimiento escribí unas líneas sobre nuestra "relación" con el poeta... EN LOS CAMINOS DEL RAPSODA... MIGUEL HERNÁNDEZ

 Aquel 2010 fue un año terrible para esta casa, que se quebraba en esa crisis "donde se salvará lo que diga el mercado".

Hoy ha salido el sol en Zaragoza. Pero hay tristeza en mis silbos. Por todos los Miguel Hernández que en el mundo han sido.

No hay comentarios: