18 de diciembre de 2011

Jordi Pinar


Está mal, Jordi. No volverá a subirse a los zancos. Difícilmente moverá una marioneta. 

Hombre desmesurado en casi todo, dentro de un desorden que alguien creería controlado, a Jordi hay que mirarlo como entornando los ojos, para atisbar el eje de su razonamiento y de su comportamiento; aislando, unas veces, el desparrame vocinglero  y, otras, su presencia 
taciturna.
 
Hoy la ciudad soy yo, porque reúno el pensar de ,otros amigos y, además, porque me da la gana.  Y la ciudad le da las gracias por todas las novedades que aportó en su día aquí. Con él aprendimos el arte de los zancos y tuvimos modelo para imitar la construcción de marionetas de hilo. También formas nuevas para hacer pasacalles. 
La presencia de Jordi en Zaragoza es la conexión con la primera generación catalana del teatro de calle.


Jordi Pinar. 1998




¡Para! Ahora soy Aragón y también le doy las gracias por haber pensado con otros colegas (Teatro de Medianoche y Pajarola –luego Arbolé-)  ideas tan luminosas como fueron las primeras programaciones escolares del Gobierno de Aragón, o la Feria de Teatro. Ambas iniciativas las ha comentado Adolfo Ayuso en Para un público menor:



En los cursos 1984-85 y 1986-86, el Gobierno de Aragón emprende una de las campañas más interesantes que se hayan realizado en el marco escolar. La iniciativa había surgido de un grupo de compañías de títeres (Momo, Pajarola y Teatro de Medianoche) que reunidos en la casa que Jordi Pinar tenía en la Plaza de Santo Domingo de Zaragoza, elaboran un proyecto para llevar el teatro de títeres a las más pequeñas escuelas de todo Aragón (…)


(…) Fue a mediados de los 80 cuando Luis Felipe Alegre, tras una conversación en Ateca con el director de Momo, Jordi Pinar, plantea a Juanjo Vázquez, que entonces trabaja como técnico o asesor cultural de la DPZ, la posibilidad de montar una Feria de Teatro en Aragón. En las noticias que he recopilado en la prensa aragonesa, hasta en la más actual, siempre se hace referencia a que la la Feria de Huesca es importantísima porque es la segunda feria de todo el estado español, tras la Fira de Teatre al Carrer de Tàrrega. Esta idea no es del todo cierta, ni mucho menos.(...) Cuando Juanjo Vázquez pregunta en el verano de 1985 qué se pretende hacer en esa ‘Feria’, la respuesta que recibe de los mencionados impulsores es ‘hacer igual que la Feria de muestras de Zaragoza, pero lo que venden los stands es teatro.’ Esta idea es absolutamente nueva en España en el año 1985. (…)”





Casa Lac, 2001. Jordi en en centro, con Pepe Otal, Millán, Luisfelipe, Ayuso, Dionisio...

 
Y cuántas más ideas habrá regalado, grandes y pequeñas! Es el hombre que mira el ensayo y si te dice que esto sobra o que allí falta, te resuelve el montaje. Cierto que luego hay que sufrir sus crisis y sus paranoias, el precio que Zaragoza y Aragón pagamos a cambio de sus destellos.

Ayer. Jordi atendido por Jordi Bertrán
 
Hay rumores de que el tratamiento de su enfermedad se va a llevar a cabo en Barcelona. De ser así, sus amigos aragoneses echarán de menos ese viajecito en tranvía para estar un rato con Jordi en la 608 del Miguel Servet. Pero disfrutarán viajando al Clínico de Barcelona para verlo recuperar el gesto y la palabra.
 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Un sueño soñaba anoche,
soñito del alma mí,
soñaba con mis amores
que en mis brazos los tenía.
Un beso

VRECUA }(((º) dijo...

Con mis mejores deseos- un fuerte abrazo y espero te recuperes muy pronto

Raz dijo...

Confío en que mis palabras lleguen a tí, Jordi, al unirme a la Zaragoza acogedora y agradecida que Luisfelipe tan bien representa en la ocasión. Espiritualmente también junto a él, junto a todos tus amigos, junto a tí, en todo momento. Raz

Diario de juglares dijo...

Gracias, amigos.Le hemos transmitido. Sigue estable, a la espera de traslado al Clinic de Barcelona

Anónimo dijo...

GRANDE JORDI. El destino me ha jugado una mala pasada. Por que esta foto. DUELE

Anónimo dijo...

YO TENGO EL PRIVILEGIO DE SER AMIGA DE JORDI.AMIGO MIO YA TE ESTOY AÑORANDO.

Anónimo dijo...

Jordi, anteayer, 17 de enero parecía rendirse, hasta el punto que avisé a algunas personas de que temía lo peor; como por arte de encantamiento, de la mano del nuevo día, abrió los ojos, se puso la mascarilla de sombrero como si del hombre de hojalata se tratase y ante mi pregunta de si tenía hambre, (como si fuera un despertar cualquiera) me dijo que sí con la cabeza.
no se que tiempo estará, pero cualquier tiempo que esté, mientras pueda decirme eso, lo considero el mejor regalo.

Diario de juglares dijo...

932166593 Teléfono de la habitación de Jordi en el Clinic.