31 de octubre de 2012

Estudio del Movimiento. Cursos de Alfredo Sáez




Tras toda una vida ideando y creando espacios artísticos fronterizos, Alfredo Sáez propone una relectura de aquellos aspectos relativos al movimiento corporal, a la danza y a lo sensitivo en general, que han sido objeto de sus investigaciones.


El interesado deberá informarse por correo electrónico (saezvalles.alfredo@gmail.com) o por teléfono (666007007), pues hay varias opciones de cursos, periodicidad y horarios.



Son tres cursos los que se plantean: “A través del cuerpo”, “El movimiento” y “Metáfora y perfume” (éste solo en primavera). El temario que se ofrece en “El movimiento” es muy sugerente:

La Proposición, Los Hechos, Los Volúmenes
El Aliento
Carácter del Movimiento y Cuerpo
La Danza como mediación
Cadenas musculares y carácter del movimiento
Las bisagras y las palancas
La Realidad y Lo Real
Oriente – Occidente
El mito de la creación colectiva
Texto y Cuerpo. Carácter y Cuerpo. Carácter y Movimiento. Carácter del Movimiento.
Poesía y Cuerpo – Cuerpo y Danza – Poesía y Danza
Interacciones e Interrelaciones entre diferentes disciplinas del movimiento y el cuerpo
Las palabras teoría y teatro tienen la misma raíz
Las Teorías como imagen de la mente, como teatro en el cerebro para facilitarnos su comprensión.

Alfredo Sáez. Página de Dies Irae


Sáez ha sido en este páramo un avanzado, un personaje discutido –por tanto.
Periódicamente algún teórico de fuste recuerda que debemos volver a sintonizar tecnología con arte, con cultura… El año pasado, varios ponentes en el Congreso Europeo de Cultura insistían en ello. En El País, Martí Font recogía, por ejemplo, los argumentos de Philippe Kern: 

Hay que empezar a dejar de pensar en la cultura como en "una isla autónoma dentro del marco social", señalaba ayer en el mismo sentido el abogado y lobbista cultural . "En estos momentos hay que situarla en el centro del discurso social y económico de la nueva sociedad", añadía, "y no solo porque actualmente la industria cultural proporciona millones de empleos y supone una parte importante del PIB, ni tampoco porque cuando China quiere desarrollar una economía creativa viene a Europa en busca de talento, sino porque aunque no nos demos cuenta, es nuestro principal recurso económico, como lo sería el petróleo para otros".
"Cuando hablamos de innovación", añadió, "pensamos que solo procede del campo de la tecnología, cuando en realidad es el campo de la tecnología el que bebe de las ideas y tendencias que surgen del campo de la cultura". "Hay que atraer artistas a las empresas, para que con su mirada ofrezcan alternativas", añadía. La cultura, además, tiene una dimensión añadida: crea solidaridad entre la gente y esto es lo que ahora necesita Europa.

Parecen palabras copiadas al pie de la letra de los discursos que Alfredo Sáez viene haciendo desde hace treinta años. En teoría y práctica, los ha aplicado a la filosofía de Dies Irae y, pasados los años, hemos comprobado siempre que el iluminado no estaba equivocado sino que iba unos pasos más adelante. 

Alfredo Sáez. Remolinos, 1998

Dies Irae en la Gran Vía, 1986
Dies Irae es la compañía de danza decana de Aragón; atípica, fronteriza, visionaria, que  algunas temporadas ha protagonizado montajes e intervenciones urbanas de alta consideración en los medios vanguardistas internacionales. Alfredo y Belén Pérez lucharon contra viento y marea defendiendo sus propuestas.  Hace 25 años en la Gran Vía zaragozana,  bailaban colgados de una pirámide, y nos dejaban a los aficionados un conjunto de imágenes que aún perduran en la memoria .

Sáez preparando Caminando hacia el Norte. 1998
Fueron los primeros en materializar por aquí nuevas tendencias, últimas teorías e intuición post artística. Los frutos de esta inquietud se han visto en los escaparates al uso (festivales y así) y, sobre todo, en pueblos donde han realizado transformaciones físicas y sonoras de graneros, calles, silos, pabellones, ermitas… que recordaban a aquellos versos de Miguel Labordeta: Vuelve sagrado cuanto toques natural / cuanto toques sagrado, / vuélvelo natural (…)

Dies Irae siempre ha mantenido la heterogeneidad como norte de su brújula. Lo que muchos creíamos que era un experimento, era una fe ciega: para la compañía su arte no podía fundarse en él mismo. Lo casaron con todo tipo de materias naturales e industriales. En Noa Red, llenaron de formas y colores todo el pabellón multiusos del Auditorio con la complicidad de 500 empresas aragonesas. Decía entonces su director, Alfredo Sáez:
"Es interesante conocer de primera mano procesos desconocidos, como que el vidrio reciclado es el material con el que se hacen las más lujosas encimeras de cocina; o ver un cristal y conocer que en Aragón hay empresas que han fabricado los cristales de todas las cabinas telefónicas de Suramérica, o los cristales de los aviones."
No hacía distinción entre arte artístico y arte de diseño industrial; buscaba mostrar la creatividad  "y darle un impulso desde un lado humano, y no sólo desde el márketing".

Dies Irae: Caminando hacia el Norte. Remolinos, 1998
Caminando hacia el Norte, 1998
Dies Irae ha pasado largas temporadas en la Escuela de Ingeniería Técnica Industrial de la Universidad de Zaragoza, trabajando con el lema "Arte, ciencia, tecnología e industria buscan la belleza juntos", creando espacios y acciones inclasificables.



No pretendemos decir que Sáez y su grupo se anticipen a nada, pero su trabajo integrador tampoco va a la zaga de nadie. 

Oa. Dies Irae. Aeropuerto Zaragoza, 200
No es un tipo simpático, de buen rollito y tal. Más bien un tipo normal, o sea, complejo; bregado en la lucha con los problemas del vivir. Y está en esa etapa recopilatoria de experiencias en la que uno se dispone a compartir sus saberes con quien quiera aventurarse.

No hay comentarios: