22 de octubre de 2012

Huesca ¿la Feria? ya te contaré



Por Luisfelipe Alegre 

Llegué a la inauguración de la Feria de Teatro en el Palacio de Congresos de Huesca en compañía de Manolo Gálvez. Era el 2 de octubre y entramos contándonos recuerdos de la primera feria, en el 86 en Tarazona, donde Manolo acudió enviado por Alfredo Longares, concejal de Calatorao y uno de los firmes creyentes en la “idea feria”: “porque si uno no ve, no sabe”.

Habíamos ido un día antes de actuar para poder saludar tranquilamente a los amigos, si es que alguno había o lo era aún. Llevábamos octavillas y carteles: Todos contra Parra.
Cartel: Inés Zamora. 1ª versión impresa.
De los doscientos y pico asistentes apuntados en el listado oficial, algunos andaban por allí, pero ya sabíamos por la prensa que eran más, unos quinientos.

Paseando entre los puestos publicitarios vi que Javier Brun había recordado a Jordi Pinar, amigo y titiritero recientemente fallecido, en una publicación de la Feria.
Decía Raquel Arellano que Javier Brun le recordaba a un boy scout  y, cariñosamente, se refería a él así.
-Dice el boy scout que lo llames -me decía, por ejemplo.
Yo pensaba que la observadora fotógrafa fijaba su atención en la vestimenta y el aire deportivo-montañés del decano de los técnicos culturales de Huesca. Un día que Javier vestía como de boda, dije a Raquel:
-Hoy no dirás que Brun parece un boy scout.
Pero se encogió de hombros porque no era la vestimenta sino la buena acción diaria el atributo que, según Ra, caracterizaba a Javier.

Yo también quise emular al amigo Brun e hice mi buena acción: salirme del Palacio de Congresos cuando hablaban las autoridades y así dejar sitio libre a alguno de los mil quinientos programadores que pugnaban por entrar.

Por la noche llegó Niall Binns, poeta hispano nacido en Londres, que piensa en inglés y en español, como Nicanor Parra, del que Binns vino a hablar  en Huesca a propósito de nuestro trabajo Todos contra Parra. Aún no nos conocíamos personalmente, pero teníamos las presentaciones virtuales de otros poetas: Julio Espinosa, Juan Carlos Mestre y Reynaldo Castro.

El día 3 se celebraban unas jornadas más etéreas que el mecenazgo, su tema. ¿Participantes? no sé ¿cinco mil viendo la retransmisión en directo por internet? raro todo.

Karlos Herrero
Karlos y Manolo
Ya estaba el camión escenario, donde debíamos actuar el 3 y el 4, a dos pases de 20’ por noche. Manolo y yo habíamos subido esta vez a Huesca con Karlos Herrero que se hacía cargo de la cuestión técnica y con el Royo de La Madalena, que operaba como jefe de manifestantes artefácticos, pues usábamos unos 'artefactos' de Parra como reclamo callejero para el espectáculo. 
Ricardo Ramón, Luisf y Niall
Carteles en ristre, nos encontramos con Binns, comimos y después fuimos a ver la función de dos monstruos de la escena actual: Fernanda Orazi dirigida por Denise Despeyroux, ambas rioplatenses, una de cada orilla.  Allí encontramos al historiador oscense Ricardo Ramón, buen conocedor de las cosas de América, y Niall le habló de sus investigaciones en torno a los argentinos que lucharon en la guerra civil. 



A la noche llegó al camión nuestro productor ejecutivo David Giménez, acompañado por el vicerrector  del campus oscense, José Domingo Dueñas. Pero no había sitio para ellos pues cincuenta mil programadores formaban fila en la puerta y tenían preferencia. 
Mi recreación del “Doy explicaciones” parriano, la recogida de firmas en contra de su alarmismo ecológico y el paseo de los carteles-artefacto,  pasaban desapercibidos entre la aquella inmensa mayoría de aficionados a Parra.
'Doy explicaciones' y 'Firmas contra Parra'
Las funciones debían ser cortas pues se debía evitar  una posible sensación claustrofóbica en el camión. Veinte minutos nos habían indicado y eso hicimos, no sin antes  proponer dividir las cuatro intervenciones en dos días, lo que nos permitía presentar al menos dos actos distintos y dar opción a que algún interesado tuviera mayor conocimiento del espectáculo total. 

El primer día Todos contra Parra giró en torno a “Los vicios del mundo moderno” y el fenomenal “Manifiesto” del 63, cuya interpretación despertó la hilaridad de Niall y la perplejidad del resto.
(En los espectáculos centrados en un solo poeta, suelo aplicar su estética literaria a la puesta en escena. Parra lo da hecho, y el “Manifiesto” no solo es un ataque a ciertas formas de poesía, sino también a muchas formas de teatro.)
El jueves 4, se presentaba también animado pues Alicia Rey nos había permitido usar la Biblioteca Durán Gudiol para que hablara Niall Binns, que además de estudioso de la poesía hispanoamericana en general y de Parra en particular, tiene el mérito de haber trabajado, junto a otros colegas, en la edición de las Obras Completas de Nicanor, trabajo titánico que la afición aplaude y agradece.
 Biblioteca Duran Gudiol: Alicia Rey, Luisf y Niall Binns

Niall y Denise
Era nuestra intención con este acto 
favorecer el conocimiento de Nicanor Parra, cuya obra difundimos en escena. Antes de empezar, ya teníamos una pequeña estadística de nuestra experiencia particular. Los hombres-cartel habían repartido 400 octavillas y ya sabíamos que más del 90 % de receptores desconocían tanto a Parra como la existencia del Premio Cervantes de las Letras. Por mi parte, había visto las existencias (¿) parrianas en librerías. Vale, ejem, dejemos el tema. Como el acto no estaba convocado por la Feria, solo asistieron una veintena de personas que se lo pasaron divinamente. También llegaron refuerzos de Zaragoza, Helena Santolaya y Sandra, que nos dieron moral.
Ya en el camión, la función del día terminaba con el “Soliloquio del individuo” que, precedido por “El Cristo de Elqui se defiende como gato de espaldas” suponía un final bomba tipo parriano, o sea que dejaba al espectador rascándose detrás de la oreja.
Durante esas horas oscenses, nos fuimos alternando en el uso de la palabra, de la risa, de los carteles y de la cámara de fotos. Podría decirse que fuimos felices en nuestro incomprendido deambular por escenarios y calles: objetivo cumplido.
Ahora vienen las preguntas en prosa:
-¿Pagarán pronto?
-¿Contratará alguien Todos contra Parra a raíz de estas funciones?
Lo dicho en el título: ya te contaré.
Ah!, Soledad Campo hizo un previo extraordinario en Heraldo de Aragón:


Y los amigos de El pollo urbano lo contaron a su modo:

PURO TEATRO

Por Eudoro Acebedo. Parricida

Como somos poetas, queríamos ver y oír, la última propuesta de El Silbo Vulnerado. TODOS CONTRA PARRA y PARRA CONTRA TODOS. A lo largo del día circulan por la ciudad manifestantes con carteles parrianos HOMBRE NUEVO HAMBRE NUEVA. Antes de la función hay una mesa y un actor que dice DOY EXPLICACIONES. Te sientas y te explican.
Parra, la poesía, el manifiesto. Te adivinan el porvenir, por si quieres ser poeta.
Se llenó la sala, y me quedé fuera.
Mal empezamos.
Esperé a las doce. Se llenó la sala, pero me colé de rondón.
Se puso todo cuesta arriba (un camión, desajustes de luces...), pero es una de las veces que vi a Luis Felipe Alegre, salir airoso del trance que supone una propuesta sobre un poeta tan arriesgado, en un sitio tan arriesgado. Fresco, el poeta, si ustedes quieren, pero un poeta.
Así que estamos ante un espectáculo delicioso, para reír, pensar, o llorar. LFA acaba de entrar en la denominación RESERVA - llegan los hombres del vino- . Los años no han podido con un grupo ya mítico en la escena poética española. La crisis solo respeta a los ACTORES.
PARRA Y EL SILBO. Un romance que va a dar que hablar. Véanlo ustedes.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Estuve los dos días, así que vi las dos partes. El primer día quedé desconcertado y el segundo sorprendido por los cambios de registro. Espero a ver la obra completa, aunque sea en fragmentos como estos. Gracias