28 de diciembre de 2011

El Ayuntamiento paga a pymes y autónomos las facturas pendientes del área de cultura


Tras un acuerdo de carácter interno en el Ayuntamiento de Zaragoza, los autónomos y pequeñas empresas de los rubros culturales han cobrado esta semana las cantidades que les adeudaba el municipio por la organización de actividades a lo largo del año.

Lo que más ha llamado la atención ha sido el método utilizado, novedoso en España, que ha de poner a Zaragoza nuevamente “bajo el foco” de los telediarios y “en el mapa de las ciudades creadoras de cultura”.  Y es que, al parecer, el espíritu del 15 M ha prendido en el corazón de los munícipes y, sobre todo, de los gestores municipales de la cultura. Han sido estos últimos los que, en una asamblea convocada por ProCuria y los sindicatos, decidieron que se les retrasara el pago de una parte de sus nóminas de diciembre y se dedicase el monto total al pago de los servicios contratados a las pymes. Técnicos, jefes, asesores y funcionarios de departamentos culturales, escuelas artísticas, bibliotecas, museos, etc. aprobaron la medida por aclamación.  A la iniciativa se han sumado los concejales responsables de las respectivas áreas. 

Al parecer, uno de los razonamientos que más conmocionó a los participantes en la asamblea fue el defendido por el jefe de la división oeste de descentralización y concentración:
“Si las empresas que nos dan servicio desaparecen, habrá dos alternativas: hacer su trabajo nosotros, o no hacer nada, en cuyo caso desaparecerían nuestros puestos de trabajo rápidamente"
No es de extrañar que la mayoría de asamblearios, ante la perspectiva de acabar como cuentacuentos o en el paro, votasen a favor de la solidaridad.

 Otro argumento muy aplaudido fue el presentado por  el funcionario teórico Jesús Tortolés (que, al parecer, ese día no estaba recluido): 
“Pues vivimos en una sociedad líquida, ¡viva Zaragoza líquida! ¡viva la liquidez zaragozana!”

Aunque no ha trascendido el porcentaje (se rumorea que un 27, 58 %) del sueldo auto-retenido, sí se puede confirmar que ha sido suficiente para pagar todos los servicios prestados por empresas del espectáculo, imprentas, estudios gráficos,  etc.  De hecho, ayer coincidimos por los bares del centro varias docenas de actores, pintores, músicos, impresores, montadores de exposiciones… que espontáneamente habíamos acudido a los bares para invitar a una caña a alguien.

 En palabras del escultor Federico Cosculluela:
“Hoy estamos peregrinando por los bares para invitar a una caña a los amigos que tienen sueldo fijo. Ya no me acuerdo cuándo fue la última vez que dije ‘pago yo’ y, a ver si me entiendes, eso no le gusta a nadie. Acaban pensando ‘sí, sí, mucha exposición en Londres, pero mira qué acabado está’ y eso jode ¿sabes?"


El músico Pacho Antúnez, confirmó: 
“Han pagado. A mí me debían solo una factura, pero como era de una actuación al aire libre y había una charanga al lado que no nos dejó tocar, no querían pagarnos… yo había contratado los equipos y los técnicos… y mi grupo es de músicos que viven de esto, no somos una pandilla…  tuve que desembolsar cerca de cuatro mil… menos mal que ahora lo recupero”.

La ilustradora y cantante María Mus, comentaba:
“Gracias a Dios que han pagado, no sabes cómo se ponen los bancos y la administración cuando llega fin de año y no les cumples los plazos. En mi casa, desde hacía días nos estábamos comiendo la última palabra de El coronel no tiene quien le escriba. Creo que habríamos de hacer un monumento a los del ayuntamiento”.

Pero ese monumento no se hará por ahora. En cambio, el jefe de difusión sociocultural de Desagües y la jefa de actividades lúdicas nocturnas de la Policía Municipal A Caballo, se han reunido con la jefa de difusión sociocultural del Cementerio para proponerle la creación, con el título Zaragoza Líquida = Zaragoza Sólida, de tres monumentos exactamente iguales:  
 “Lo que supondrá un gran ahorro en diseño, moldes, etc. De paso aprovecharemos las sinergias, porque ya se sabe que cuando no hay dinero hay que echar mano de la creatividad”. 

Esta opinión no gusta nada entre los creativos. Al respecto, Cosculluela comenta: 
   “A mi ya no pillan otra vez… o pagan por adelantado o que se metan el monumento donde les quepa.”   
Al parecer, la trinidad monumental les cabe en la desembocadura del Gállego, en las cuadras municipales y en el aparcamiento del cementerio. 

 Por nuestra parte, volviendo a los que nos ocupa, tras liquidar  pagos y re-negociar deudas, hemos destinado 45 euros para incentivar la creatividad en la empresa.




3 comentarios:

JUANCHO dijo...

MUY BUENO, TÍOS. ME LO HE CREÍDO, BUENO ME LO QUERÍA CREER.
LO QUE DICEN MUS Y COSCULLUELA SE QUEDA CORTO EN CUANTO A LOS EFECTOS COLATERALES DE TRABAJAR CON EL AYUNTAMIENTO.

Piluk dijo...

Lo que os pasa es que la administracion os tiene cogidos por los huevos

Miguelito dijo...

Ji, ji...