6 de marzo de 2012

Ariel Prat en el carnaval porteño

Los amigos nos preguntan por Ariel Prat, que no se le ve últimamente por Zaragoza. Les decimos que sigue viviendo en Huesca pero que también vive en Buenos Aires. Para los seguidores españoles de Prat, hemos recopilado alguna información de lo que ha estado haciendo estas últimas semanas.



 Carnaval de Buenos Aires: Ariel Prat
Tras una gira por la Patagonia, Ariel Prat se zambulló en el carnaval porteño como viene haciendo desde hace años, llevando sus aires murgueros de barrio en barrio. Muchos vídeos telefónicos, reportajes de la tele y fotografías colgados estos días, dan fe de que Ariel está sudando la camiseta. Y no puede ser de otra manera pues es persona reconocida, oficial y popularmente, por su defensa y promoción del carnaval. Véase su artículo en el Página 12 del pasado 18 de febrero:

El panorama es alentador
ARIEL PRAT

En Argentina, y sobre todo en Buenos Aires, el Carnaval no podría existir sin la murga. En cambio la murga existe más allá del Carnaval, sobre todo hoy en día, cuando la murga desfila, canta, caminando sobre calles y escenarios acompañando a puro ritmo y color momentos de la vida social y cultural de este país. Línea de vida que arrancó sin meditarse y sólo a caballo del calor y el deseo popular un mes de octubre del ’45, cuando la murga aportó su viejo tam tam al ambiente, interrumpida allá por mediados de los años ’50 y retomado el trazo ya con el regreso de la democracia. Hay asignaturas pendientes en el campo de la cultura nacional, deudoras con la murga y con toda expresión criolla carnavalera. El bombo sigue siendo el gran desconocido para miles de percusionistas; el baile, para los entendidos de las danzas populares, ese “eslabón perdido entre el compadrito y el negro”, como suelo llamarlo.

Pero en épocas de recuperación y conquistas de derechos perdidos o ignorados, el panorama es alentador; somos muchos, acontecimientos como los del Bicentenario, la vuelta del feriado y el ciclo del Tasso que animamos por segundo año consecutivo, lugar clave de la música popular argentina, son pruebas valederas. Nuestra murga es el negro con pandereta, funyi y zapatillas blancas. Portador de un sentimiento de rabia y orgullo que se baila. Y nada que ver con otras orillas, que ignorancias bien aprendidas a veces pretenden meter en una misma bolsa, con agravios comparativos, zonceras de medio pelo.

La murga camina... ¡Salú Carnaval!



O esta entrevista en la TV  Pública Argentina





Al parecer, en el legendario Tasso de San Telmo dieron el zambombazo.



Ariel con Pablo Sánchez Canepa
En las fotos vemos caras de músicos conocidos en estos lares: Pablo Sánchez Canepa, Mónica Papalia, Juan Subirá...




CarnaPraTasso.



Sobre las actuaciones del Tasso, leemos el comentario aparecido en la sección VIENEN SONANDO de Pablo Vázquez. Diario Popular del 1 de marzo. Lo tomamos la UBA (Universidad de Buenos Aires)


A ritmo de murga-Rioplatense
PABLO VÁZQUEZ

El carnaval, una fiesta que nunca se cierra en sí misma, este año quedó marcada por la tragedia de Once. Pese al drama que desde ocho días atrás condicionó la celebración y en muchos casos la canceló, hubo -como en cada febrero- hechos insoslayables.
Uno de notorio brillo fue el ciclo Carnapratasso, que protagonizado por Ariel Prat y una murga en cada noche se extendió durante los cinco miércoles del mes y finalizó ayer en el local de San Telmo. Junto a su rotunda pero sutil banda de músicos permanentes y semipermanentes (entre ellos Miguel Suárez en bajo y voz, Alejandro Caraballo en bombo con l platillo, Nano Campoliete y Hernán Kallis en guitarras, Mónica Papalia en piano y Martín Hernández en guitarra, más el bersuit Juan Subirá en teclado y dirección), el juglar murguero estremeció a todos con un repertorio y arreglos bien murgueros, que sonaron luego del sabroso aperitivo que brindaron, cada uno a su turno, Los Cachafaces de Colegiales, Los Pitucos de Villa del Parque y Devoto, Atacados por la Santa Risa y Alucinados de Parque Patricios. El Tasso abarrotado en cada función confirmó el salto de popularidad que Prat viene acelerando en las últimas temporadas. 
El autor de Los Transplantados de Madrid viene acompañando el desarrollo murguero, que incluye el surgimiento de un público cada vez más avisado de las esencias de la manifestación artística porteña y que sabe dónde encontrar la genuina expresión callejera realizada en condiciones profesionales. Y ahí está Prat, que le hace desparramar a la concurrencia pasos y saltos de murga que una década atrás eran mucho más espadados. 
El cantor, afinado aún en los momentos de mayor exaltación y que regaló una imperdible murguera versión de su clásico Agua y Diamante, crece y hace crecer al género que nunca abandonó. Por ahí debe andar el secreto de esos cinco recitales cinco que sobresalieron en este difícil febrero.
 

 Y adelantamos la última novedad del cantor: Curiosidad y azar (Versos de trashumante) publicado por la editorial Milena Caserola. Lo presentará en Buenos Aires el martes 13 de marzo en el salón de Caras y Caretas (Venezuela 330) a las 19 hs.


Véase también:
 La entrevista en Clarín del 1 del presente.
La página de Ariel Prat en facebook

No hay comentarios: