27 de marzo de 2017

Emilio Casanova: Cano, Gargallo, Acín...

Tras el delicioso trabajo sobre José Luis Cano que realizó Emilio Casanova hace un año, Cano, de profesión incierta, el realizador y documentalista Emilio Casanova se metió de lleno en la tarea de terminar Gargallo. La escultura luminosa. 



Para quien no conozca al personaje, digamos que las primeras armas artísticas las veló Casanova en el campo de la poesía (Rosendo Tello habló de su "lírica sobrecogedora"). Compaginó su militancia antifranquista con su afición al conocimiento y acabó esa etapa juvenil como sonidista y productor musical. En la creación videográfica encontró el medio para conjugar inquietudes y pasiones. 

En 1983 lo encontramos ya metido de lleno en el desarrollo de talleres, ciclos y certámenes en torno a la videocreación. A fines de esa década estuvo becado en Nueva York para estudiar postproducción y documentalismo. Es precisamente la documentación una de las bases más sólidas de sus trabajos, caracterizados por la búsqueda de los especialistas más solventes en cada tema, lo que le lleva a recorrer los muchos países donde habitan para ponerlos ante las cámaras. Lector impenitente, fue realizador de los audiovisuales del Círculo de Lectores entre 1992 y 2006.

En 1995 estrenó una de sus más ambiciosas producciones, una vídeo ópera: Goya: pintar hasta perder la cabeza, obra que preparó meticulosamente durante una década. Otros personajes que llevó a la pantalla fueron Julio Alejandro, Antonio Saura, o Segundo de Chomón en simbiosis con Jordi Sabatés. Obras que, además de recibir variados reconocimientos, se emiten periódicamente en los canales de televisión, medio para el que a veces realiza series como  Estampas -50 microprogramas sobre personajes aragoneses- para la televisión aragonesa.

Pablo Gargallo es -junto a Goya, Gómez de la Serna y Ramón Acín- su autor más frecuentado. Letras e imágenes. Palabras y cine. Voluntad de mostrar lo invisible. 



A lo que iba, Emilio acaba de presentar ese último trabajo sobre Gargallo y ahora ha vuelto a Ramón Acín. Bueno, "ha vuelto" es un decir, porque hace 10 años emprendió la página http://www.fundacionacin.org/ sobre el artista oscense y su hija Katia. Esa página contiene más de 7.000 documentos, que se dice pronto.

Tiene algo de heroico este no parar de Casanova. A la ambición de saber, sucede la ambición de compartir. 

Gusta trabajar en equipo. Y trabajar con artistas de la tierra; con músicos de la talla de José Luis Romeo, Joaquín Pardinilla, o Goyo Maestro. Y actores como Mª José Moreno, o Pedro Rebollo, presentes en Gargallo. La escultura luminosa.

Tenemos especial aprecio a nuestra primera colaboración con Emilio: Las corridas de toros en 1970, animación de dibujos y textos que Ramón Acín había creado en 1923.  Un gran trabajo  de Isabel Biscarri en la parte gráfica, y una música, de José Luis Romeo, muy buena también. Creo que se hizo en 35 mm en 1988.

















No hay comentarios: