26 de julio de 2011

Pequeña Europa

En la calle Heroísmo

Manuel y Gina pensaron un bar como reflejo de su filosofía de vida y le pusieron por nombre Pequeña Europa, seguramente porque después de andar por el mundo sintieron que Europa no era tan grande ni tan importante como “su” Europa. 

Mural con todas las lenguas europeas
Una parte de su corazón se reconocía en los caminos teutones, galos o hispanos. En la calle Heroísmo de Zaragoza se paró el de Manuel.

Hoy combatimos la canícula en su terraza y nos sobrecogemos cuando entramos porque las fotografías de Manuel Barrio que exhibe Pequeña Europa son de una belleza turbadora, inquietante.






-¿Dónde las hizo?

-En Madagascar.


Ésta, de niños jugando con pistola, recuerda, inevitablemente, a un poema de Nicolás Guillén:


 




Me matan si no trabajo,
y si trabajo me matan.
Siempre me matan, me matan, ay,
siempre me matan.

Ayer vi a un hombre mirando,
mirando el sol que salía.
El hombre estaba muy serio
porque el hombre no veía.
Ay, los ciegos viven sin ver
cuando sale el sol.

Ayer vi a un niño jugando
a que mataba a otro niño.
Hay niños que se parecen
a los hombres trabajando.
Ay, quién le dirá cuando crezcan
que los hombres no son niños,
que no lo son.


En elpollourbano   se recuerda a Manuel y se muestran las fotografías expuestas. Por nuestra parte, seguiremos sentados en la terraza para divagar sobre las posibles dimensiones de Europa.

No hay comentarios: