19 de agosto de 2013

El problema del espacio para conservar archivos y materiales

Vaya papelón! Tener que usar este blog para reconocer que estamos en apuros! (Ver detalle de la necesidad)

Empecemos por el final: hace unas pocas semanas, unos colegas de Zaragoza que filmaban una película nos pidieron ayuda para vestir las escenas del rodaje. Lo que precisaban lo teníamos, pero no a mano. Si les prestábamos esos materiales (onda siglo XV) teníamos que ir a 100 km de Zaragoza y dedicar unas horas en localizarlos. No pudo ser. 

Esto se repite con harta frecuencia, pues son muchos los artistas que necesitan escenografías o utilerías diversas para pintar un cuadro, hacer una fotografía, una obra de teatro, una película, una performance... y nosotros normalmente  lo prestamos gustosos. Pero ahora lo tenemos diseminado por distintos espacios de (o cerca de) Zaragoza, Valladolid, Badajoz, Daroca y Tauste. Puede imaginar el lector lo complicado que puede ser buscar, por ejemplo, un sombrero con mantilla tipo XIX, una capelina, o un traje militar.  El que lo pide no tiene presupuesto para conseguirlo en las tiendas especializadas.

Otro problema deriva de la fragmentación de archivos secundarios. Archivadores con procesos de creación, o relativos a cientos de artistas que han colaborado con nosotros o hemos documentado sus actividades. Ni que decir tiene que nuestro blog demuestra la importancia de esos archivos. 
 
*
En los últimos diez años hemos pasado de almacenar en nave alquilada a compartir locales  con otros grupos, en condiciones ventajosas para nosotros. Últimamente hemos tenido que recurrir a espacios cedidos  por entidades, colegas y particulares. Tenemos sensación de abusar de su generosidad, cuando el tiempo de la cesión se alarga y el propietario necesita el espacio.
 *
- Tiradlo todo, es material viejo. Son solo hierros, telas y maderas.
-Bueno, hierros, telas y maderas? También podrías decir que son trozos de naturaleza transformados por las manos del hombre
-Qué queréis decir? Que una madera es un trozo de árbol y por eso no hay que tirarla?
-También podríamos decir eso, pero no. Es más. Hemos trabajado con pintores, tallistas, sastres, carpinteros y artesanos que han dado al material bruto una dimensión artística.
-Vale, pero ya se amortizó
-Pero siguen siendo útiles.
-O no.
-También son bellos.
-Y qué.
-Una parte básica de nuestro oficio es apreciar la belleza y compartirla.
-Bueno, bueno, vosotros veréis.
-Eso es lo triste, que ahora mismo no vemos por dónde tirar.
-Pues si pensáis que alguien os va a resolver el almacenaje por la cara, vais buenos!
-Mira, nosotros no somos marcianos. Pisamos el suelo como todo el mundo. Hay muchos que piensan parecido a nosotros, pero son más prácticos y han sabido capitalizar el rendimiento de su trabajo invirtiendo en suelo, en metros cuadrados, en espacio. Y eso es lo que necesitamos: espacio. ¿Qué podemos dar a cambio? Quién sabe!
-Y no os da pudor que sepa todo el mundo de vuestra precariedad?
-Al mundo le importa un rábano, lo sabemos. Pero fuera de abstracciones como  “el mundo”, hay personas que “necesitan” que sigamos existiendo, no como algo extraordinario sino como algo normal, algo a lo que poder tener acceso cuando le venga bien, acaso una seguridad de que si los necesito ahí estarán. Por eso es mejor confesar nuestro apuro que tirar la toalla y luego tener que oír toda la vida aquello de “si me lo hubierais dicho”.
-Ya, pero todo esto es muy poco comercial. Se os volverá en contra.
-Puede ser. Mira, este oficio es muy cruel. La competencia se encarga de difundir tus problemas, no tus éxitos. Contamos con ello.
-Y si os propongo pagaros un local de 150 euros al mes?
-Te diríamos que no. Tú no sabes si dentro de cuatro días (Dios no lo quiera) te quedes sin trabajo, te reduzcan el sueldo o un familiar necesite esa ayuda. 
-Entonces?
-Necesitamos espacio y una llave para guardar material y archivo.  Sin ocasionar  trastornos a quien nos lo ceda.
-Vale, vale. Pues ya me contaréis.

Se pueden encontrar referencias a El Silbo Vulnerado en más de un centenar de libros publicados en España o América


No hay comentarios: