28 de diciembre de 2017

Pueblo a pueblo: Eugenio Arnao

ARAGÓN: PUEBLO A PUEBLO es una serie de Heraldo de Aragón escrita, en la ocasión que nos ocupa, por Pablo Ferrer y Laura Uranga. Esta tierra tiene muchos pueblos, más de 700, y la serie es larga. Se lee con gusto, son dos páginas enteras por pueblo, con un recorrido por sus características geográficas, sociales y monumentales, con pinceladas del pasado, presente y perspectivas de futuro.

Uno de los artículos publicados este mes lo han dedicado a Aguarón, pueblo zaragozano de la Sierra de Algairén, en la comarca Campo de Cariñena. Entre los personajes relacionados con el lugar: el músico Simón Tapia-Colman y el pintor Luis Marín Bosqued. Otro personaje -éste del tiempo presente- que aparece es Eugenio Arnao.

Y es que, hace once años, Eugenio acondicionó la antigua casa del cura de Aguarón y la convirtió en la Casa del Gaitero, una suerte de museo de instrumentos populares que viene llamando la atención de todos quienes la visitan. En las redes se pueden encontrar muchísimas referencias, entre ellas la bien documentada página de Arafolk, o el reportaje de Eugenio Monesva sobre el trabajo de Arnao como fabricante de instrumentos de caña.


Arnao, entrando en la Casa del Gaitero. Foto Heraldo de Aragón.


























También aparece frecuentemente en las páginas y artículos de este blog, porque Eugenio tiene en ésta una de sus casas desde que empezamos con la aventura de difundir la poesía. Es uno de los creadores-colaboradores de El Silbo, donde ha desarrollado algunas de sus varias facetas artísticas: como poeta visual, como músico, como diseñador...

Diseño de Eugenio Arnao, 1987

Programa Exposición Poesía Visual, diseño de Arnao, 1988

Luisfelipe, Eugenio y Raquel Arellano, en Fuentes del Quijote, 2005

Javier Romeo sujeta la escalera a Eugenio en Morillo de Tou. 1996


Carmen Orte, Soledad Giménez, Cristina Lartitegui, Helena Millán... siguen periódicamente  colaborando con Eugenio en sus trabajos.

Aquí Yo me enamoré de un aire, el recital de canciones sefardíes que hacen Carmen y Eugenio:


.
En Juglaresca, Eugenio es retratado así:

Artista gráfico y percusionista. Colaborador habitual de El Silbo y de otros tantos silbos como pueda haber en la ciudad. Inquieta un poco ver la cantidad de cosas que llega a hacer Eugenio en una tarde. Creo que dejó la facultad de letras porque los cursos eran lentos y largos. Constructor de cualquier tipo de cosa, un día hizo una vaca en su casa que ocupaba toda una habitación. Cuando necesitó el cuarto para otra cosa y quiso sacar la vaca, no había manera; no cabía ni por la puerta ni por la ventana. Como esto le pasa cada tanto, hay momentos que simplifica su vida.

Eugenio. Foto Mario Gros, 2011
Eugenio Arnao, ahí es nada!

No hay comentarios: