15 de junio de 2012

J.J. Millás, prosa y canción: 'Tralará'


Hay cantos que son sencillos juegos de la imaginación. Se aprenden de niños.
Viñeta de Daniel Paz

Catalogada en España como “canción de excursión”, esta canción infantil la ha cantado todo el mundo:

Ahora que vamos despacio,
ahora que vamos despacio,
vamos a contar mentiras, tralará,
vamos a contar mentiras, tralará,
vamos a contar mentiras.
Por el mar corren las liebres,
por el mar corren las liebres,
por el monte las sardinas, tralará,
por el monte las sardinas, tralará,
por el monte las sardinas.
Al salir del campamento,
al salir del campamento,
muerto de hambre y merendando, tralará,
muerto de hambre y merendando, tralará,
muerto de hambre y merendando.
Me encontré con un ciruelo ,
me encontré con un ciruelo ,
cargadito de manzanas, tralará,
cargadito de manzanas, tralará,
cargadito de manzanas.
Empecé a tirarle piedras ,
empecé a tirarle piedras ,
y cayeron avellanas, tralará,
y cayeron avellanas, tralará,
y cayeron avellanas, tralará,
Con el ruido de las nueces ,
con el ruido de las nueces ,
salió el amo del peral, tralará,
salió el amo del peral, tralará,,
salió el amo del peral.
Chiquillo no tires piedras ,
chiquillo no tires piedras ,
que no es mío el melonar, tralará,
que no es mío el melonar, tralará,
que no es mío el melonar.
Es de una familia pobre ,
es de una familia pobre ,
que vive en El Escorial, tralará,
que vive en El Escorial, tralará,
que vive en El Escorial.

Mª Elena Walsh, gran conocedora del folklore, no decía "mentiras", contaba lo que le “dijeron”:

Me dijeron que en el reino del revés
nada el pájaro y vuela el pez.
Que los gatos no hacen miau y dicen yes
porque estudian mucho inglés.
 
Estribillo:
Vamos a ver como es el reino del revés
vamos a ver como es el reino del revés.

Me dijeron que en el reino del revés
nadie baila con los pies.
Que un ladrón es vigilante y otro es juez
y que dos y dos son tres.
[Estribillo]
Me dijeron que en el reino del revés
cabe un oso en una nuez.
Que usan barbas y bigotes los bebés
y que un año dura un mes.
[Estribillo]
Me dijeron que en el reino del revés
hay un perro pequinés
que se cae para arriba y una vez
no pudo bajar después.
[Estribillo]
Me dijeron que en el reino del revés
un señor llamado Andrés
tiene 1.530 chimpancés
que si miras no los ves.
[Estribillo]
Me dijeron que en el reino del revés
una araña y un ciempiés
van montados al palacio del marqués
en caballos de ajedrez.
 [Estribillo]

José Agustín Goytisolo hizo un poemita que se titulaba “El cuento” cuando apareció en “El ayer” , Sección I de Claridad (1961). Luego cambiaría el título por “El lobito bueno”.  Aquí, ni son mentiras, ni se lo cuenta nadie: es un sueño


Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos.

Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.

Todas estas cosas
había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés.


Gloria Fuertes (Cuentos de animales: La pata mete la pata, 1992) prolonga el sueño de Goytisolo y lo hace fábula:

El lobito malo y el lobito bueno

«Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos»
(J. A. GOYTISOLO)

Y érase también
un lobito malo,
al que obedecían
todos los vasallos.

El lobito malo
les metió en la guerra,
y no quedó pueblo
ni árbol en la tierra.

No se conocían
y se iban matando,
todo por la culpa
del lobito malo.

Y vino otra vez
un lobito bueno,
al que respetaban
los pocos corderos
-que quedaban-.

Quemaron las armas
y no hubo más guerra.
Lobos y corderos
jugando en la tierra.


Pero, a lo que íbamos, Juan José Millás rescata el tema y lo lleva a prosa en El País de hoy:

 COLUMNA                                                                                                                                      15 JUN 2012

Tralará

Juan José Millás 

El rescate no es un rescate, tralará, al modo en que el copago no es copago, tralará, ni el aumento de la presión fiscal una putada, tralará. 

Por el mar iba la liebre, tralará, por el monte la sardina, tralará, lo que demuestra que ni la amnistía fiscal es una amnistía fiscal ni el martes, martes ni el domingo, domingo, tralará. 

De hecho, el no-rescate este evoca esos mediodías resplandecientes como boca de lobo, aunque también nos trae a la memoria aquellos inviernos crudos de la infancia en los que el frío nos obligaba dormir desnudos y con la ventana abierta, tralará. 

Hay momentos de la vida que remiten, por su curiosa semejanza, a otros. Sacas, por ejemplo, del cesto de la historia los telediarios de Urdaci, a punto, suponemos, de volver a la televisión pública, y detrás de ellos aparece el NO-DO, como dos pares de cerezas enganchados, tralará. 

Ahora que vamos despacio, tralará, lees una novela picaresca española, y parece que estás leyendo la biografía del intachable Dívar. 

El rescate no es un rescate, entre otras cosas, porque ya cuatro días antes del mismo, y en sede parlamentaria, Rajoy proclamó públicamente, sin ambages, que había encontrado un ciruelo cargadito de manzanas, tralará. 

Las cosas han dejado de ser lo que son hasta el extremo de que, lejos de haber recibido España oxígeno de Europa, signifique lo que signifique Europa, ha sido España, signifique lo que signifique España, la que le ha administrado los primeros auxilios a esos muertos de hambre, que todavía no nos han dado las gracias, tralará. 

De modo que si usted temía que ese dinero, en lugar de devolverlo quienes lo reciben, que son los mismos que lo robaron, íbamos a devolverlo usted y yo, quíteselo también de la cabeza, tralará. 

Por el mar iba la liebre, por el monte la sardina, por el monte la sardina, tralará, por el monte la sardina… 



No hay comentarios: