10 de junio de 2012

'Curiosidad y azar': los versos de Ariel Prat

Ariel en Caras y Caretas. Bs. As. 13-3-12 Foto: Patricia González


El azar del espacio y la curiosidad, que es tiempo, hacen del trashumante un poeta que busca el remedo de lo ausente.
Poesía consoladora para un destino trashumante.


Hace unas semanas, apareció Curiosidad y azar -versos de trashumante-  con poemas de Ariel Prat y prólogo de Pacho Muñoz.
Ha sido coeditado en Argentina por )el asunto( y milena caserola


En las Noches de Juglares de este mes, Prat  recitará en el Parque Delicias algún poema del libro, como éste dedicado a la calle Terminillo:

 

Terminillo

Y desde algún portal
De Terminillo,
Rincón tan luminoso
De Delicias,
En vano a mi vieja
Entre sus calles busco.
En cualquier ventanal,
Domingo al fin
Mi tarde
Arderá sin su mirada.
Jamás la encontraré.
No es la distancia
O inquieta fiebre
Ni el destino.
Mi madre va conmigo
Pateando calles.
Desprovista de duelo,
También mi padre.
Ahora que ya no busco
Por mis ojos
Veo y ando.
El cielo escribe
Tarde
Inmenso
Aquí en Delicias
Y es tan mío,
Como a ninguno
Abriendo
Y se reparte.
No pretendo más que esta envoltura.
Ahogado de estos niños
Y estos bares,
Mi mejor pie
Devuelve una pelota
Toda mi sed
Es hierba
En este parque.
En algún portal
De Terminillo,
Rincón tan luminoso
Ventanales.
Cualquier casa
Es mi casa,
Y soy tranquilo,
El pibe sabedor
Que aquella inquieta,
Desde un balcón florido
Y que se asoma,
No es otra que su madre.
2 de Octubre de 1999, Zaragoza


Casi todos los poemas y letras de canciones que aparecen en Curiosidad y azar han sido escritos  en los pueblos y ciudades de España donde Prat ha ido viviendo. 
Las excepciones pertenecen a París, que es para el cantante la ciudad que lo ancla profesionalmente a Europa. 
El libro está ilustrado con preciosismo por Alejandro Arce:

El poeta Adolfo, Bebe, Ponti habló en la presentación del libro y, entre otras cosas, dijo:

Curiosidad y Azar es un libro que de principio a fin nos lleva al filo de la navaja, como a un wing que corre por la línea, de un lado está la cancha y del otro la nada, el abismo, como me dijo alguna vez un jugador de fútbol cuando le pregunté por el destino trágico de los wings.
También Ariel representa en esta obra al poeta expatriado por la circunstancias, compungido por el dolor de la distancia. Los argentinos tenemos una larga tradición de destierros voluntarios e involuntarios, de exilios internos y externos, muchas veces por persecuciones políticas y otras veces por desolación económica.
Creo que Prat madura estos poemas y canciones en el desgarro de la soledad, de la lejanía, allá en España, en Olvega, donde se radicó hace tiempo y donde escribió mayormente casi todos los poemas y canciones que componen este volumen. Sus poemas buscan acercar lo que falta, completar el vacío, designar el silencio. El arte casi siempre nace de la falta. En “Terminillo” dice:

Y desde algún portal de terminillo
Rincón tan luminoso de delicias
En vano a mi vieja, entre sus calles busco.
En cualquier ventanal, domingo al fin,
Mi tarde arderá sin su mirada…



Lo dicho: el 21 de junio, a las 10 en el Parque Delicias, Ariel cantará y recitará Curiosidad y azar


1 comentario:

byrome dijo...

alli estaremos! la banda del juglar...Abrazos!