12 de junio de 2011

Gracia Mosteo: 'Treinta motivos para reencarnarse en mosquito'

 Por Luis Felipe Alegre
Hace unas semanas, José Luis Gracia Mosteo presentó su último libro en Calatorao.
Después lo haría en el centro de Zaragoza, pero, qué quieren que les diga, preferí ir al pueblo del Jalón y tomar una foto de José Luis dedicando libros a sus paisanos.
En la mesa, el concejal de cultura, Alfredo Abad, el Alcalde de Calatorao, Jesús Isla, y Pilar Langarita, que hizo una brillante presentación del autor. Manuel Gálvez y el firmante, leímos versos de El blues de los bajos fondos.

En el blog Amigos y conocidos. Hazloblog  Merche se hizo eco del acto:

Mosteo, Isla y Langarita

"José Luis Gracia Mosteo estuvo ayer en la Casa de las Asociaciones de Calatorao presentando su último libro (que ya he empezado a leer) "Treinta motivos para reencarnarse en mosquito". Fue un acto muy entrañable, en el que creo que se sintió muy querido y respetado por su gente, incluso yo diría que un pelín emocionado.
Nuestro Manolo recitó un par de versos de "El blues de los bajos fondos" y lo hizo muy bien. Tuvimos la gran suerte de contar con la presencia de Luis Felipe Alegre que tiene el don de llenar el espacio con su voz. Imaginaos, esa voz peculiar con los singulares versos de un poeta de nuestra cosecha... ¡una bomba de emoción!"


 
Entrada a la Casa de las Asociaciones de Calatorao y momentos del acto
 También lo comentó Fernando en la Página Oficial de la Asociación "Iniciativa Cultural Barbacana" de Calatorao 

Yo, seducido, primero por el moscatel homenajeador, luego  por el rumbo que tomó la  tertulia en El Cisne, y ya ganado a la causa por las habilidades gastronómicas de Pilar, hermana del poeta, decidí emprender la lectura inmediata del libro. Volviendo en el autobús a Zaragoza, rumanos y calatorenses se intercambiaban sonrisas mientras giraban su dedo índice sobre la oreja, ladeando la cabeza hacia mí. No era para menos, pues mis carcajadas eran explosivas y periódicas, cada diez minutos, o sea, en cada capítulo.
Escribí una reseña para Artes & Letras, Heraldo de Aragón del 2 de junio:

 Mosteo: libros leídos
(o lecturas sin prejuicios)

Treinta motivos para reencarnarse en mosquito
José Luis Gracia Mosteo. March Editor, 2011
Finalista del Premio Internacional de Crítica Literaria Benito Pérez Galdós 2007.
100 páginas.


Dudaba el autor qué título darle a este libro. La expresión "literatura friki" planeaba en su pensamiento, pero Gracia Mosteo, que habla en su libro de escritores "ilustres, escondidos o ignorados", se decidió por el mosquito, ese mosquito quevedesco que más quería "morir en el vino que vivir en el agua".  “Treinta motivos para reencarnarse en mosquito” tiene enjundia  ya desde el título.
Cierto que van a aparecer algunos frikis pero solo en las primeras páginas. Los capítulos se denominan ‘días’, y, en el Día 1 ("Emocionantísimas aventuras de Calck Zettin") hace la semblanza del más propiamente friki, el riojano Buscarini. Y Gracia Mosteo, un señor que ya pasa de los 50, no tiene empaque en confesar sus lecturas de este " Homer Simpson de la poesía", y su simpatía por "la bohemia callejera".
Sin transición,  el Día 2 nos habla de Ricardo Molina y los ignorados, acaso escondidos, poetas de Cántico: García Baena, Bernier, o Ginés Liébana.  Así  de sorpresivo será el camino que el lector transitará durante 30 ‘días’, entre charcos, cataratas, árboles solitarios, piedras milenarias y posadas donde el mosquito irá catando los caldos. Aquí se habla de afectos y desafectos con equilibradas dosis de erudición y desparpajo, gracejo que provoca la frecuente carcajada del lector. También abundan las reseñas de libros sobre Historia y Arte, así como elogios a los “arqueólogos de la palabra” como Antonio Pérez Lasheras, capaces de rescatar obras como la del poeta zaragozano Carlos Eugenio Baylín.
Treinta motivos para reencarnarse en mosquito es un libro sobre  libros leídos, entre ellos los de muchos escritores aragoneses a quienes pone en relación con lo más florido de la literatura universal, demostrando  el aprecio que siente por sus colegas de la tierra. Gracia Mosteo, más conocido como narrador que como el excelente poeta que es, muestra su interés por la “sensibilidad nuevomilenaria” de Ignacio Escuín; o “la poesía que camina meditando” de Alfredo Saldaña.  A José Verón lo exalta como “el heredero de Marcial”. Entre los prosistas, ve a Emilio Quintanilla como fabulista moderno, a Jiménez Ocaña lo emparenta con el costumbrismo y la narrativa visceral. Mariano Gistaín merece el adjetivo de “iconoclasta”; Román Lledo es tan “arriesgado” como “original”; a Joaquín Carbonel y Roberto Miranda los ve fundando la “Escuela Macarrónica del Noreste”. Ecléptico en sus gustos, pero justiciero ante los desmanes de estilo, confiesa su admiración por la “sintaxis nítida y prodigiosa” de Miguel Mena, o por la buena escritura de Ricardo Vázquez Prada.  A tres colaboradores de ‘Artes & Letras’ dedica sendos ‘días’: al que “sabe contar en voz baja”, al “cervantino” y al “cascarrabias”. Gracia Mosteo contagia el saludable hábito de las lecturas desprejuiciadas al margen de su trascendencia editorial.

José Luis Gracia Mosteo. Foto de la solapa del libro
 Para los que no estén familiarizados con Artes & Letras, diré los nombres de esos tres redactores aludidos al final del artículo: el que "sabe contar en voz baja" es José Luis Melero, el "cervantino" es Antón Castro y el "cascarrabias", Félix Romeo.

La bibliografía del brutal y exquisito José Luis Gracia Mosteo puede verse en su página web

No hay comentarios: