2 de marzo de 2011

Polémica: Vargas Llosa en la Feria del Libro de Buenos Aires


 Horacio González, director de la Biblioteca Nacional argentina; el filósofo José Pablo Feinmann;  y el profesor de la Universidad de Buenos Aires, Ricardo Forster, son algunas de las voces críticas con la participación de Vargas Llosa en la inauguración de la 37ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.  Han resumido sus razones y encabezan las firmas de protesta:
Los abajo firmantes, escritoras y escritores argentinos, mujeres y hombres de la cultura, manifestamos nuestro profundo desagrado y malestar ante la designación del escritor Mario Vargas Llosa, por parte de la Fundación El Libro, para inaugurar la 37ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.
Convertido desde hace años en vocero de los grupos multinacionales editoriales y mediáticos, de un supuesto “liberalismo” de sometimiento y depredación, y de la oposición a lo que ellos denominan “gobiernos populistas” en América latina, Mario Vargas Llosa se ha ensañado de modo muy particular con nuestro país y nuestra sociedad, en declaraciones vastamente difundidas por esos mismos medios.
En consecuencia, nos parece que dicha designación es no sólo inoportuna sino también agraviante para la cultura nacional y para con las preferencias democráticas y mayoritarias de nuestro pueblo.
Vicente Battista, José Pablo Feinmann, Ricardo Forster, Mario Goloboff, Horacio González, Juano Villafañe...

 Horacio González, director de la Biblioteca Nacional argentina

Las declaraciones producidas en estas horas, han sido resumidas en este artículo de Perfil:

Intelectuales cuestionan que Mario Vargas Llosa inaugure la Feria del Libro
La posibilidad de que el último Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, abra la edición número 37 de la Feria del Libro en Buenos Aires, encontró resistencia entre el grupo de intelectuales K nucleados en Carta Abierta.

"Considero sumamente inoportuno el lugar que se le ha concedido para inaugurar una Feria que nunca dejó de ser un termómetro de la política y de las corrientes de ideas que abriga la sociedad argentina", escribió en un mail Horacio González, titular de Biblioteca Nacional, a Carlos De Santos, presidente de la Cámara del Libro.

Según González, hay dos Vargas Llosa: "El gran escritor que todos festejamos y el militante que no ceja ni un segundo en atacar a los gobiernos populares de la región". El escritor peruano, además de cuestionar con dureza a líderes latinoamericanos como Hugo Chávez, ha embestido contra los Kirchner: "Elegirlos es entercarse en el error", le dijo a Diario PERFIL en octubre pasado.

Según Clarín, el director de la Biblioteca Nacional le propuso a los organizadores abrir el encuentro con algún escritor argentino habida cuenta que el día de la inauguración estarán presentes funcionarios del Gobierno nacional y porteño y personalidades del mundo de la cultura.

El titular de la Fundación El Libro, organizadora de La Feria, Gustavo Canevaro, admitió no conocer el contenido del correo de González y aseguró que “tratamos de ser los más neutrales que sea posible; cuando accionamos tenemos una parte política, pero nuestro fuerte es la parte cultural".

Por su parte, Aurelio Narvaja, de Ediciones Colihue, pidió revisar la invitación del Nobel para la apertura y se sumó el filósofo José Pablo Feinmann: "Me produjo una enorme indignación que Vargas Llosa venga a abrir la Feria después de lo que dijo sobre la Argentina", en diálogo con el diario La Nación.
"A iniciativa mía, Mario Goloboff y Vicente Battista redactaron una solicitada que ya fue firmada también por Liliana Heker y Horacio González y que seguramente será firmada por muchos escritores", anticipó Feinmann, quien dijo no conocer la carta de Narvaja. Aunque añadió: "Seguramente él (por Narvaja) estará de acuerdo con lo que decimos", agregó Feinmann al matutino.

El texto de repudio, que ya circula entre algunos intelectuales, reza: "Convertido desde hace años en vocero de los grupos multinacionales editoriales y mediáticos, de un supuesto 'liberalismo' de sometimiento y depredación, y de la oposición a lo que ellos denominan 'gobiernos populistas' en América latina, Vargas Llosa se ha ensañado de modo muy particular con nuestro país y nuestra sociedad, en declaraciones vastamente difundidas por esos mismos medios".

Por su parte, el diario La Nación habló con Aurelio Narvaja, de Ediciones Colihue, y con Gustavo Canevaro, presidente de la Fundación El Libro, entidad organizadora de la Feria del Libro:

En la carta dirigida a la Fundación El Libro y a la Cámara Argentina del Libro, Narvaja también rechaza la figura de Vargas Llosa aun cuando lo considera "un extraordinario escritor y muy merecido Nobel". Para el editor, "sería un grave error que desvirtúa la tradición de la Feria" que quien la abra sea alguien que "es un propagandista, ostensible y florido, de las ideas y las políticas de la derecha liberal y como tal ha dicho las peores cosas de nuestro gobierno (...) y en forma personal de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de la Nación, y del ex presidente Dr. Néstor Kirchner".

El presidente de la Fundación El Libro, Gustavo Canevaro, que recibió ayer la carta de Narvaja, dijo a LA NACION que "no circunscribiría al grupo de Carta Abierta" el malestar por la invitación a Vargas Llosa e interpretó las críticas como dirigidas más al procedimiento de toma de decisiones de la Fundación que a la figura del premio Nobel.

 En otro artículo de La Nación, se recogen las razones de Ricardo Foster:

"No estoy discutiendo el núcleo ideológico de la visión del mundo de Vargas Llosa. Lo que me parece que es desafortunada la decisión de que Vargas Llosa sea quien inaugure la Feria del Libro. Insisto, si no vamos a ser ingenuos, elegir en un contexto como este, a Vargas Llosa como quien abra la Feria del Libro en Argentina, en el contexto político del país, no me parece la mejor de las decisiones", consideró.
"Que Vargas Llosa venga a la Feria del libro argentino me parece absolutamente razonable. Me parece que está bien que hable para que exponga, finalmente a uno le puede gustar más o menos, es el último premio Nobel de Literatura, me parece razonable y no lo pongo en discusión, es parte de un espacio democrático. Lo que sí me parece extremadamente preocupante, es que abra la Feria del Libro. Absolutamente hay una intencionalidad política", insistió.

Mario Vargas Llosa
En Clarín,  Guido Carelli Lynch habló con Horacio González y con Canevaro:

Canevaro resaltó que: “Queremos una presentación que gire en torno a lo cultural. Invitamos a Vargas Llosa por su currículum como autor ”. El presidente de la Fundación recordó que la Feria apuesta en esta nueva etapa a una internacionalización y profesionalización para impactar globalmente y que por eso habían pensado en Vargas Llosa.
Con más de un millón de visitantes cada año y alrededor de un millar de actividades en sus tres semanas de duración, la Feria del Libro es el evento cultural más convocante de la Argentina y, hasta ahora, nunca había sido inaugurada por un Premio Nobel.
“Para la inauguración hay numerosos escritores argentinos que pueden representar acabadamente un horizonte común de ideas, sin el mesianismo autoritario que hoy aqueja al Vargas Llosa de los círculos mundiales de la derecha más agresiva”, le escribió González a De Santos. “Lo invito a que reconsidere esta desafortunada invitación que ofende a un gran sector de la cultura argentina y que (...) determine que la conferencia de Mario Vargas Llosa –que podríamos escuchar con respeto en la disidencia– se realice en el marco de la Feria pero al margen de su inauguración”.
Consultado por Clarín , González señaló que esperaba que éste no fuera un debate gratuito más. Y tiró el guante: “El (por Vargas Llosa) sabe que está atacando a un gobierno. Yo espero un debate argumentativo y no de insultos”. Canevaro pide calma: “No queremos ser provocativos, apelamos a la prudencia y a la mesura. No queremos que nadie se sienta herido ni tocado”.

La trascendencia de la Feria del Libro de Buenos Aires, sumada a la personalidad del autor cuestionado, hace que la polémica ha sido inmediatamente recogida por la prensa americana: el Diario Co Latino de El Salvador, Hora Cero de Panamá, La República de Perú, etc.
En México, cuya Feria del Libro en Guadalajara compite con la porteña, el seguimiento es unánime:    La Jornada, El Universal , El Informador , El Economista, etc.

*

Juan José Millás , Rosa Montero , Antonio Muñoz Molina  y Adolfo García Ortega, entre otros por confirmar, serán los autores españoles presentes en la Feria. El Gobierno de Aragón, a través del Centro del Libro de Aragón, está presente en la Feria de Buenos Aires, desde hace dos años, con una muestra de las editoriales aragonesas. También la Consejería de Cultura colabora enviando un narrador al Encuentro Internacional de Narradores Orales que se celebra en el marco de la Feria. El año anterior estuvo Maricuela y este año, Cristina Verbena. De la importancia de este evento da idea el millón de personas que cada año entran, pagando entrada, para comprar libros y asistir a los cientos de actividades que se desarrollan a lo largo de 20 días. La Feria ocupa 47.000 metros cuadrados.

Espacio del Centro del Libro de Aragón en la Feria del Libro de Buenos Aires


En El Silbo Vulnerado conocemos bien la trayectoria de la Feria y creemos que esta polémica acabará beneficiándola, por más que se pongan en evidencia las conexiones entre multinacionales, medios de comunicación y grupos editoriales. Por otro lado, es saludable que este tipo de polémicas salgan del ámbito gremial e involucren a la gente común.
La política argentina es difícil de entender para los foráneos pero, en este caso, está claro que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no puede compartir el protagonismo inaugural con su más insigne detractor, aunque tenga el Nobel. Por eso están previstas dos inauguraciones en dos días sucesivos.

1 comentario:

noticias dijo...

uaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.