11 de diciembre de 2014

Argentinos. Hacen cosas

Hablamos de personas que trascienden por algún lado con su actividad, sea fronteriza al negocio, ocio o afán comunitario .
La Nada Aparente en Domo. Foto R. Valenzuela
Vemos cosas que se olvidan y otras que uno buscaría revivirlas, como ese poema oído a alguien y que no sabemos dónde buscar, esa canción, aquel cuadro... es el caso de lo sucedido en Temperley, en una cita llamada Tocámadera donde, junto a otros cantores con buen oficio apareció el dúo formado por Roberto Gutiérrez y Leticia Ciccone, en la onda porteña de la expresión musical dramática. Se llaman La Nada Aparente.
*
Ramón Cavalieri
En Goya, un puñado de aguerridos escritores encabezados por Ramón Cavalieri organizan el festival de declamadores que, dentro de un encuentro más amplio, es un sueño medio surrealista. 
Ramón es defensor de las bondades del teatro  y durante algún tiempo también lo practicó por tierras andaluzas. Escribe y recita, pero sobre todo, quiere que esta tradición perdure. 
*
Barrio de Palermo. Casa con jardín de Cristina Villanueva, escritora, contadora de cuentos. En su casa organiza cada domingo
Cristina
 una actuación. Vecinos y otra gente desconocida invade sus estancias, beben, se acomodan, escuchan. 
Willy en el salón de Cristina
Este domingo el artista invitado fue Willy Chilombiano, legendario cuentero colombiano, que por cierto rindió homenaje a su paisano Pacho Centeno contando uno de sus célebres cuentos. Ay, cuántos genios da Bucaramanga!
*
No se sabe si los ángeles tocan la viola (el argentino castizo llama así a la guitarra) pero si la tocan ¿lo harán mejor que Fernanda Zappa? ¿tendrán su extensísimo repertorio?
Virtuosa, estudiosa e ingeniosa. Ha colaborado con El silbo es muchas ocasiones: como guitarrista de Martín Ortiz en Argentino
Fernanda, estos días primaverales
hasta la muerte
de César Fernández Morenoacompañando a Carmen Orte en las canciones (¡tan difíciles!) de Arelys Espinosa con poemas de Rosendo Tello; compartiendo escenarios con Luis Felipe... Seguramente ello ha influido en el gusto de Fernanda por acompañarse en los conciertos de un recitador. Y también en sus discos. Estos días está más gordita, seguramente lleva dentro un angelito que nacerá tocando la viola.
*
LFelipe, Milagros, Édilson, Silvia.

Entre los variopintos escritores que conocimos en el Encuentro de Goya, hay tres pájaros de cuidado que aparecen en la foto junto a Luis Felipe. A su lado, Milagros Sefair, escritora de difícil clasificación pues sus relatos devienen en guiones de cine y obras de teatro. Podría decirse que está especializada en el tema del tráfico de cosas prohibidas.
Entre las dos hembras, el poeta colombiano Édilson Villa. Por su condición de filósofo se esperaría de el una poesía discursiva, acariciante, sin embargo escribe con puño de hierro. Y cautiva.
La señora de la derecha es Silvia Vernengo, grafóloga, entre otras cosas. Estos días presenta un estudio de interés: Detección de la violencia por la escritura. En el festival de declamadores de Goya tuvo una intervención muy destacada.
*
Quiosco en c/ Corrientes, esquina con Paraná
En Zaragoza estamos muy familiarizados con los libros cartoneros, idea que importó David Giménez de sus viajes por el Río de La Plata. Lo que no resulta fácil imaginar es que pueda existir un quiosco de libros o revistas donde lo que se vende es exclusívamente libros encuadernados en cartón desechado, recuperado y reeciclado. 
Luis Felipe y Ricardo




Cuando el cliente se detiene a mirar, el vendedor le ofrece tal o cual edición, según su ojo clínico. Porque los libros tienen el título en su portada -irrepetible portada pintada a mano-, pero no el autor. Así, la conversación es producente.
El quiosquero es un reputado poeta que, a más del quiosco,  tiene las llaves de la literatura marginal porteña. Se llama Ricardo Piña.
*
Si uno quiere aclararse con alguna de las teorías o ejercicios que propone Alexande Lowen o Fidel Moccio, por ejemplo, sepa que existe en Buenos Aires una artista de la enseñanza, una profesora de artistas, una conocedora del cuerpo y su relación con el arte, que lo sabe casi todo. 
Es Marcela Viaggio,  estudiosa de todas las ramas del arte que aprende cada día para su disfrute y para experimentar las necesidades que deberán afrontar alumnos y profesores... 
Marcela
Ahora el pelo comienza a clarearle: es la primavera de su madurez.

*
Hace 99 años un grupo de aragoneses fundaron el Círculo de Aragón en Buenos Aires. Dentro de unos días comenzarán sus descendientes a celebran el centenario. 
El Silbo tardó muchos años en encontrarse con la Casa, pero desde que eso ocurrió, la relación es fluida y, en cada regreso, deja constancia de sus novedades en el escenario.
Fernando con el Grupo Folclórico del Círculo

A veces parece que estos aragoneses están escondidos, porque no se oyen castañuelas si se huelen sus guisos. Pero de repente, se oye un rugir y una catarata de actividades inunda el calendario; en su momento, a su aire, como rondalla callejera que ni recula ni se para en cualquier esquina.
Fernando Hermida es su presidente. Con el apoyo de la junta directiva, lleva el peso de esta responsabilidad, que son muchas: mantenimiento de las instalaciones, organización de las actividades, representación de la Comunidad...
*
Diego escuchando a Nacho
Este sujeto no sabemos bien si se llama Morlan, Morlán o Morgan. Lo que es seguro es que su nombre es Diego. Como no tiene "presencia pública" es en vano buscarlo por las redes.

Entusiasta de la literatura francesa (seguramente porque la española la conoce de arriba a abajo, desde el Siglo de Oro hasta Leopoldo Mª Panero), trabaja en una librería para bibliófilos y sabe, claro, de libros viejos y antiguos. 
Diego y Lucila en algún otro lugar


En Temperley, Diego acompañaba a la cantante Lucila Inés. Lucila llevaba a Nacho Tajahuerce para recitar su libro. Nacho era el motivo de nuestro viaje hasta allí. En fin "un viaje" de cerveza y poesía.

*
El  Encuentro  de Goya fue prolijo. Trajo también el reencuentro  con viejos amigos como Ángel Leiva, a quien conocimos en una de sus etapas españolas, cuando El Silbo se instaló en Sevilla. En Goya tuvimos tiempo de evocar nuestras andanzas por La Carbonería y los amigos que en ella concurrían. 
Rogelio, Luis Felipe y Ángel preparando una lectura
En la foto, aparece también Rogelio Ayala. Nacido en esta tierra corrientina, Rogelio fue uno de los artífices de nuestra presencia en este Encuentro Internacional de Escritores, Declamadores y Académicos. Ocupado ahora en otras industrias, fue antaño el patrón del Mangrullo zaragozano y activista destacado de las asociaciones de argentinos en España. 
Viviana. Foto Mercedes Simón

A veces en el Encuentro se veía una constelación de estrellas luminosas, como la presidenta local de SADE, Viviana Ortiz.
Rogelio, LFelipe, Marilú, Susana. Foto M Simón
Damas aguerridas, como Susana Aguiar, presidenta a su vez de la SADE en Jujuy; Murilú Falcone, gestora de proyectos artísticos y ecológicos; o Mercedes Simón, cámara en ristre, fotógrafa despiadada. 
*
Gente común que hace cosas. Gente que sueña un mundo mejor. 

1 comentario:

Carmen Orte dijo...

¡Qué disfrutes de ese fantástico país y de esa gente tan viva, maravillosa y acogedora!