7 de mayo de 2012

Jordi. Ecos de la gran gala

Podíamos haber pensado otra fórmula para recordar a nuestro amigo, pero, haciendo el cartel, se nos ocurrió que debía ser una gala, una "gran gala", seguramente porque había que fijar uno de los roles propios del homenajeado y quisimos que fuese el teatral. Y también flotaban por el cartel anunciador (y que aún no sabía lo que iba a anunciar) los dendaleos que en situaciomes similares habíamos tenido con Jordi acerca de cómo se debía llamar a esto y aquello y, en consecuencia,  qué y cómo nos presentamos ante el público: de calle, de personaje, de gala, o de gran gala. Y fue "gran gala". Poco a poco se vio que lo más procedente sería centrar el acto en las marionetas de hilo, máxime teniendo en cuenta que tanto Jordi Bertrán como Helena Millán habían confirmado su participación.
Se pensaron dos proyecciones: una que realizábamos nosotros con fotos y documentos, como introducción:
video


y otra con montaje de vídeos de actuaciones, a cargo de Irene Casals, sobrina de Jordi:



Bertrán vino con bailarinas, esqueletos y guitarra. Millán trajo la troupe del astrónomo y a sus ayudantes: Paolo Valenti y Jaime Lapeña.
El escenario de La Campana de los Perdidos se elevó cuanto se pudo para que el público viera las marionetas, seres que suelen medir dos palmos y tienen la costumbre de andar por el suelo.
La velada se dividió en dos partes: la gran gala y el fin de fiesta. La primera tiene su relato en imágenes en elpollourbano.net

En el fin de fiesta actuaron otros amigos y antiguos colaboradores del artista: Chema Arcarazo, Brendan, Franco Deterioro, Carmen al Natural y Jaime Ocaña; Adolfo Ayuso trazó un perfil de Jordi en Zaragoza.

Familia, colegas y amigos en general esperamos una nueva ocasión para el reencuentro.


Gracias a Rodo, Mariana, Rafi, Walter, Dionisio, Rafa,  Elena, Antón, Esperanza... sin cuya colaboración hubiera sido impensable llevar esta nave a buen puerto.



No hay comentarios: