9 de abril de 2012

Nicanor Parra en España?

El 23 de abril se entrega el premio Cervantes a Nicanor Parra en la Universidad de Alcalá de Henares. Desde un principio el viaje del poeta chileno a España se dio como poco probable, y hoy, a dos semanas del evento, se sigue especulando con su presencia en Alcalá de Henares. Para nosotros el interés está más bien en el discurso que pueda pergeñar, y no tanto en que lo lea él, su hija Colombina Parra, o su nieto Cristóbal Ugarte.

Nicanor Parra. Foto tomada de El Informador

Hace muchos años ya que Nicanor agradece los reconocimientos escribiendo un, digamos,  discurso poemático con enjundia. Uno de los primeros, debió ser el escrito para agradecer el premio Juan Rulfo en 1991:

Mai mai peñi 
Discurso de Guadalajara


Nos salvamos juntos
o nos hundimos separados
(Juan Rulfo, México y los mexicanos) 

SEÑORA CLARA APARICIO
 
Vi(u)da de Rulfo
Distinguidas autoridades
Señoras y señores:
 
Un amigo que acaba de morir
Me sugirió la idea
De renunciar al proyecto de discurso académico
Basándose en el hecho
De que ya nadie cree en las ideas:
 
Fin de la historia
Arte y filosofía x el suelo
 
Lo que debes hacer
Es leer tus antipoemas me dijo Carlos Ruiz Tagle
De preferencia
Los que se relacionan con la muerte
La muerte tiene la vara muy alta en México:
Rulfo te aplaudirá desde la tumba
 
 
HAY DIFERENTES TIPOS DE DISCURSOS
 
Qué duda cabe
El discurso patriótico sin ir + lejos
 
Otro discurso digno de mención
Es el discurso que se borra a sí mismo:
 
Mímica x un lado
Voz y palabra x otro
 
Vale la pena recordar también
El discurso huidobriano de una sola palabra
Repetida hasta las náuseas
En todos los tonos imaginables
 
El lector estará de acuerdo conmigo no obstante
En que se reducen a dos
Todos los tipos de discursos posibles:
 
Discursos buenos y discursos malos
 
El discurso ideal
Es el discurso que no dice nada
Aunque parezca que lo dice todo
Mario Moreno me dará la razón
 
 
DE HECHO YO ESTABA PREPARÁNDOME
 
Para pronunciar dos discursos a falta de uno
Como buen discípulo de Macedonio Fernández
 
x una parte proyectaba pronunciar
El último discurso malo del siglo XX
Y a renglón seguido
El primer discurso bueno del siglo XXI
Cuando me crucé con Carlos Ruiz Tagle
Que cayó muerto en la vía pública
Mientras se dirigía a su oficina
 
Pergeñar el primer discurso bueno
Para un orador nato como el que habla
En la práctica no resulta nada del otro mundo
Basta con plagiar al pie de la letra
A Hitler a Stalin al Sumo Pontífice
 
Lo difícil es redactar el último malo
Porque no faltará alguien
Que salga con otro peor
 
Estoy sentado al escritorio
A mi izquierda los manuscritos del último discurso malo
A mi derecha los del primer discurso bueno
Acabo de redactar una página
Mi problema es el siguiente
Dónde la deposito madre mía!
A la izquierda? a la derecha?
 
Caution
El cadáver de Marx aún respira
 
 
A DECIR VERDAD
 
Uno de los discursos posibles
Podría empezar así:
 
Señoras y señores
Antes de proceder a dar las gracias
x este premio tan inmerecido
Quiero pedir licencia para leer
Unas notas tomadas al vuelo
Mientras me acostumbraba a la noticia
Lo que no quiere decir
Que no pudiera comenzar asá:
 
Señoras señores:
Por lo común los discursos de sobremesa
Son buenos pero largos
El mío será malo pero corto
Cosa
Que no debiera sorprender a nadie
Soy incapaz de juntar dos ideas
Es x eso que me declaro poeta
De lo contrario hubiera sido político
O filósofo o comerciante
 ............................................................................


Se entenderá nuestro interés en el discurso del poeta y en la forma que le dé a sus pensamientos malabares. Y no importaría que mandase el discurso pasada la fecha, como ha hecho alguna vez, si con ello ganamos un buen discurso antidiscurso.
Y, en fin, sobre su viaje, jeje, del rey abajo: a esperar. 
El último cumpleaños de Nicanor Parra también tuvo el viajecito como motivo de conversación. Véase Revista Capital






1 comentario:

Carlos Gamissans dijo...

Nicanor Parra sabe ser original también para los discursos y no aburre nunca. Buen blog, lo sigo.

¡Saludos de un amante de las palabras!