16 de febrero de 2010

Instruir deleitando


En estos días, El Silbo Vulnerado aborda una nueva versión de su recital Rayo, viento y ausencia con poemas de Miguel Hernández.
Tras el estreno del recital en el Festival de Poesía Moncayo, celebrado en el Monasterio de Veruela el pasado verano, la compañía presentó la adaptación teatral en el Nuevo Teatro Arbolé de Zaragoza a finales de año. Luego llegó, en La Campana de los Perdidos, la versión para café teatro, y ahora ha llegado el momento de recitar y cantar con los niños los versos del poeta al hilo de su mundo infantil, el mundo de Miguel.
A través de la Campaña Escolar organizada por el Ayuntamiento de la localidad zaragozana de Utebo, El Silbo Vulnerado lleva su recital a los ciclos de Infantil, Primaria y Secundaria.
La característica de esta versión es que se centra más en los poemas de la primera época (“Pastoril”, “En cuclillas ordeño”, “Limón”…), con pinceladas biográficas que revelan la relación entre los versos y el ambiente rural en que vivía su autor. Junto al recital, se realizan actividades que incluyen juegos con rimas y metáforas, comentarios sobre las diferencias entre la vida en un pueblo y la vida en la ciudad, o la simbología del viento, la luna, el rayo, el toro, etc.
La Campaña Escolar de Utebo se complementa con la participación del Grupo en el Club de Lectura del Colegio Parque Europa y la representación en abril, para público adulto, de Rayo, viento y ausencia en el Teatro Miguel Fleta.
Los intérpretes, Carmen y Luis Felipe, a punto de terminar estas funciones hacen un balance de lo más satisfactorio: “Sobre todo porque la aparente dificultad de acercar la poesía de Miguel Hernández a niños muy pequeños, se ha salvado con la conjunción de un repertorio acertado y la receptividad de los niños para entrar en ese mundo”. También insisten en una de sus argumentaciones recurrentes: “la poesía para los niños es en general una afición natural. Lo vemos cada día cuando repiten versos y estribillos que han oído una sola vez. Pensar que los pequeños solo tienen que aprender versitos “comprensibles” es un malentendido que se está perpetuando como el de que cualquier cuentecillo sobre la vida de un personaje ficticio tiene más interés que la recreación biográfica de un personaje real. Obviamente tiene que haber de todo, pero el balance con respecto a la poesía está muy desequilibrado. La tradición oral, junto a la vida y obra de los grandes poetas nos ponen en un camino donde el pensamiento y el idioma avanzan a la par, jugando con el tiempo y el sentimiento. Muchos pensadores lo han explicado mejor y han demostrado la vigencia de aquel hermosísimo lema que hablaba de ‘instruir deleitando’”.

Los centros participantes son: Infanta Elena, Artazos, Octavus y Parque Europa, junto a los institutos de secundaria Utebo y Pedro Cerrada.

Aquí, una crónica de la visita al colegio Parque Europa. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Soy una amante de la poesía gracias al Silbo Vulnerado. He seguido sus pasos hace años por diferentes escenarios de la capital aragonesa pero no había tenido la oportunidad hasta ahora de disfrutarles en un espectáculo poético para niños. La semana pasada tuve la suerte de tenerlos en mi colegio, en el Parque Europa de Utebo.

Desde el primer momento que entramos al salón de actos quedamos prendados, envueltos por la poesía, la música, la vida de Miguel Hernández... Y puedo asegurar que el sitio no es muy adecuado, no se dispone de luces, ambientación... Fueron la sensibilidad y profesionalidad de Luis Felipe Alegre y Carmen Orte, y la belleza y profundidad del tema los que nos hicieron emocionarnos a todos.
Nos presentaron un espectáculo tierno, auténtico, muy adecuado para los más pequeños y no tan pequeños.
Enhorabuena por vuestra trayectoria y por este trabajo en concreto. Gracias por traernos poesía a la escuela de esta manera tan de verdad y tan cercana.

Concha